Nos escapamos a Chanchamayo

Estábamos a inicios de febrero, yo estaba como cualquier otro día de semana trabajando en el oficina, cuando de pronto llegó por correo una promoción que decía así: Escapada Romántica: 3 días y 2 noches en habitación doble o matrimonial + desayuno continental + caminata guiada con 50% de descuento en Hotel Fundo San José Eco Lodge, lo miré, lo leí bien y de reojo miro a Joanna, que está junto a mi, mirando el mismo correo, no lo pensamos más, llamamos a nuestros respectivos y acto seguido el descuento era nuestro, un fin de semana a Chanchamayo, específicamente en La Merced, en el encantador hotel Fundo San José.

Luego de ver varias veces el calendario, consultar con nuestras agendas, ver las fechas de las elecciones y claro, consultar con mamá (no por el permiso, sino porque ella tendría que quedarse con mis hijos el fin de semana…!!!) finalmente decidimos escaparnos el fin de semana del 10 al 12 de junio, es decir, el fin de semana que acaba de terminar.

Síganme para que les cuente sobre nuestra preparación, nuestra experiencia y lo rico que comimos esos días….

Les tengo que decir que la zona de selva central es una de nuestras favoritas, está tan cerca de Lima, el clima es delicioso y sobre todo, es verde y para nosotros los limeños ver un cerro verde (al  natural) tiene su encanto.

Sí es importante que nos preparemos para un viaje así, porque el más grande obstáculo es la cordillera, pasar sin problemas Ticlio es lo que a todos nos perturba. Bueno, está bien, hablemos con propiedad, pasar el abra Anticona (Ticlio está más abajo), ese pequeño pase de cordillera está nada más y nada menos que a 4,818 metros sobre el nivel del mar y sólo está a 3 horas de Lima…!!!

Hagan click aquí para poder ver algunos consejos para pasar la cordillera tomados de nuestra propia experiencia.

Sí, esto es Anticona (conocido por la gentita como Ticlio), hasta hace 15 años había mucho más hielo, me acuerdo haber parado a jugar con la nieve y mi esposo recuerda haberse resbalado por el cerro en una morey, sí pues, calentamiento global, menos mal que aún tenemos la Cordillera Blanca, pero bueno, seguimos adelante, hicimos una parada de rigor en Tarma para comprar pan y queso, hasta que finalmente, luego de seis horas y media de haber salido de Lima llegamos a nuestro hotel, sanos y salvos.

La entrada es maravillosa, toda llena de flores y muchos naranjos. Las habitaciones están distribuidas de par en par en bungalows que están en el cerro.

Nos recibieron muy amablemente, nos asignaron nuestras habitaciones y gracias a Dios nos ayudaron a subir nuestras cosas, porque créanme que a 800 metros cuesta subir las escaleras…y hay que subir varias…!!!

Cada bungalow tiene un pequeña terraza que se comparte con la otra habitación y desde donde se puede ver la ciudad.

El clima estaba estupendo, hacía calor, pero necesitábamos descansar, así que quedamos en ponernos nuestras ropas de baño y bajar a la piscina a refrescarnos.

Un descanso totalmente merecido…los chicos pidieron unas cervezas heladitas, Joanna un chicha sour y yo algo más regional, una carambola sour, qué más se podía pedir.

Todo estuvo bien hasta que nos trajeron la cuenta, resulta que por llevarnos alimentos y bebidas a la piscina hay un recargo del 20% sobre lo pedido, esto nos sorprendió, no es que seamos grandes viajeros, pero nunca habíamos visto este tipo de recargos, mucho menos siendo huéspedes del hotel. En fin, hablamos con ellos y pudimos llegar a un arreglo, ya no nos cobrarían este servicio.

Pasó algún tiempo más y el hambre tocaba la puerta, así que decidimos ir a almorzar, fuimos al comedor, lindo, ah…la cocina era abierta y podías ver desde tu mesa cómo se preparaba cada plato.

La carta no tiene muchos platos regionales y a nosotros nos encanta probar cosas típicas del lugar que visitamos, pero ahí encontramos entre las carnes la típica cecina, una deliciosa carne ahumada, pasada por sartén y servida con plátano frito y ensalada fresca, delicioso.

Ya era tarde, estaba enfriando, así que nos fuimos a bañar y ponernos ropa más abrigadora (seguíamos en ropa de baño), quedamos en encontramos en la terraza del hotel para tomar unos traguitos y comer el queso que compramos en Tarma, yo tuve que llevar un paté de Lima, ni modo, órdenes de mi doctor, me prohibió lácteos por quince días.

Habíamos llevado galletitas y tostaditas para acompañar el queso y paté, mi esposo un Pisco para tomarnos unos Chilcanos y Javier un ron para Cuba Libre, sólo nos hacía falta el hielo, el cual amablemente nos lo daba el hotel, disfrutamos plenamente de la charla y la vista nocturna de la ciudad.

Ya había que ir pensando en la comida, en verdad no tenía mucho apetito, pero sí se me antojaba una sopita a la minuta, las hacen tan ricas en provincia, pedimos las cartas para ir pidiendo y con ello llegó la cuenta, naturalmente hay un derecho de descorche de 10.00 soles, como en muchos restaurantes, pero nos cobraron una vez más el 20% por el servicio fuera del comedor (se supone que eso era sólo en la piscina) y 5.00 soles por cada cubeta de hielo que pedimos…nos pareció demasiado, el costo del servicio lo tachamos, ya estaba conversado, pero el hielo…ojo que la hielera alcanzaba sólo para 4 vasos, así que saquen su cuenta, pero ni modo a firmar y pedir la comida…pero eso no fue todo, al día siguiente nos llamaron la atención porque resulta que estaba prohibido consumir alimentos que no eran vendidos por el hotel…

A la Sopa a la Minuta le hicimos un par de cambios, que le pongan huevo y la mia sin leche…sí, ese toque de la leche le da un sabor tan especial, pero estaba antojada.

Sí, de acuerdo, no se ve muy apetitosa en la foto, pero créanme, vale la pena, además cae perfecto para antes de ir a dormir y queríamos ya ir a descansar, al día siguiente teníamos planeado ir a las cataratas y pasear por la zona. Dormí como un bebé.

A la mañana siguiente nos encontramos para desayunar, teníamos incluido el desayuno continental, pero puedes pedir adicionales, qué tal un desayuno más regional que este: huevos revueltos con cecina, plátano frito, jugo de naranja (de los naranjos del fundo), mermelada de Arazá, mermelada de Naranjita China (Kinoto), mantequilla y pan calentito. Qué les puedo decir, comer es también parte del viaje.

Ya, pero ahora sí, dejemos el hotel de lado y concentrémonos en la zona, nuestra parada oficial del día las cataratas, la del Velo de la Novia y la de Bayoz. Ambas están en el mismo lugar, sólo hay que caminar por dos senderos diferentes para llegar a cada una, todo es verde, hay riachuelos y sobre todo mosquitos, así que no se olviden de bañarse en bloqueador y el repelente.

El Velo da la Novia es una caída de agua que como su nombre lo dice, parece el velo de una novia cayendo por las rocas.

La de Bayoz en cambio en una cascada más ancha, y lo bueno es que al final de la caída se forma como una piscina donde uno puede bañarse sin problemas y en verdad con el calor de la zona, es algo que de todas maneras deben hacer, así que cuando vayan, no olviden estar en ropa de baño, llevar sandalias y toalla.

Como ven eramos los únicos en ese momento, así que el agua era sólo para nosotros, no saben lo refrescante que fue, el agua no es tan fría, como siempre cuesta un poquito meterse al agua, pero luego se siente deliciosa. Después de un buen rato llegó más gente, así que decidimos retirarnos, hay que darle oportunidad a los demás…nos secamos, nos pusimos las zapatillas y caminamos de regreso.

Tómense el tiempo para admirar el paisaje y apreciar la naturaleza, lástima que no encontramos orquídeas, pero igual el sitio está lleno de flores hermosas.

Y también de algunos arácnidos en su hábitat totalmente natural.

La caminata de regreso es más fácil porque es de bajada, menos mal ese día no hubo sol, pero si mucho calor. Al llegar al lugar donde se reparten los senderos a las cataratas y donde se estacionan los carros hay unos puestos que te ofrecen jugo de naranja, heladido…recién exprimido.

Ah…y esto es algo que no deberán perderse, plátano maduro asado.

Luego del descanso, de habernos hidratado bien y comer un bocadillo de plátano, nos fuimos a carro para seguir la ruta, y justo al lado encuentro un arbusto de ají, ese ají rojito y chiquitito que pica terriblemente, conocedores…así es el popular Pipí de Mono, sólo me atrevía a acercarme para la foto, ni loca de tocarlo…!!!

Siguiendo entonces con la ruta, paramos en Tinkuy, un restaurante campestre que está justo en la unión del río Chanchamayo y Paucartambo, unión que da origen al río Perené, que es parte de la cuenca del río Ucayali…díganme si no hay nada mejor que aprender geografía mientras de viaja.

En este restaurante pueden aprovechar en cambiarse la ropa de baño y ponerse más cómodos, elijan una mesa que de al río, pero procuren tener sombra, porque aquí la comida hay que disfrutarla de principio a fin, y es aquí podrán encontrar comida regional, lo que andábamos buscando…claro que también están las opciones del pollo a la plancha para quienes quieren ser más conservadores.

En nuestro caso eramos tres “aventureros” y un “conservador”, así que pedimos tres platos típicos de la zona…al final el cuarto comensal no se animó por el pollo, pero decidió que probaría de nuestros platos y esta fue nuestra elección:

Jalea de Doncella: trozos de Doncella (pescado de río de la zona) arrebozado y con un ligero toque de kión (jengibre), servido con plátano maduro frito (dulce), chifles (chips de plátano verde…salado), cebolla y ají.

Chicharrón de Zamaño: cortes de Zamaño (roedor de la montaña) bien fritos, servidos con arroz blanco, plátano maduro frito y ensalada fresca.

Arroz Chaufa Selvático: el típico Arroz Chaufa pero con cecina, chorizo de la selva y naturalmente, más plátano maduro frito.

Les aseguro que vale la pena arriesgarse, son platos en verdad deliciosos.

Y ahora qué más, café, sí, nos hacía falta tomarnos un buen café y el que se cultiva en Chanchamayo es de los mejores. Nos dijeron que había un sitio donde podíamos comprar: Chanchamayo Highland, que es una empresa que produce varios productos de la zona, como jugos, aguardientes y café, así que fuimos hasta el lugar, pero nos encontramos con un enorme galpón donde claro, además de darnos a probar sus productos sólo los vendían, esperábamos erróneamente que nos muestren la planta para ver en vivo cómo procesaban el café. Es más, vendían el café en bolsas ya molido, pero no vendían café ya pasado, para poder servirnos una tacita…sólo había un poco para degustar, pero lo malo es que estaba ya endulzado, miel pura, si les gusta el café, les recomiendo no lo reciban, porque está tan dulce que no podrán apreciar el sabor del café.

Ante esta frustración, decidimos regresar al hotel, nos sentamos en un rincón muy acogedor del comedor y pudimos pedir la tan esperada taza de café.

Esta vez el tiempo pasó volando, después del café los chicos tomaron un poco de Cuba Libre, cayó la noche y pedimos pastas para cenar, les recomiendo la Lasagna, preparada con queso fresco de Oxapampa, pero también algo que no tuvimos oportunidad de probar, el Lomo Saltado, en otra mesa lo pidieron y mientras lo preparaban, no saben el aroma que salía de la cocina, lástima que ya todos habíamos ordenado, creo que vale la pena pedirlo algún día.

Y así fuimos cerrando el viaje…a la mañana siguiente partíamos a Lima después de desayunar. Me levanté temprano por el sol y el canto de las aves, así que decidí salir a tomar algunas fotos del fundo, creo que algún día deberé tomar cursos de fotografía, una pena que no pueda captar con el lente de mi cámara lo que capturaban mis ojos.

Había naranjos por todos lados y alguna que otra planta de toronja colada por ahí.

Las buganvilias abundaban, las había de distintos colores.

Y muchas, muchas flores…

Pero como todo lo bueno se termina, este paseo también terminó, era hora de regresar a casa, de ir por mis hijos y darles un fuerte abrazo.

Una sugerencia, si tienen sitio en el carro, pueden aprovechar y comprar plátanos y naranjas, los venden por cajones por toda la zona…subiendo un poco más, ya cerca de Tarma pueden encontrar granadillas, que supongo las traen de Oxapampa porque la última vez que estuvimos por ahí pudimos ver que han sembrado muchas y claro, ya en Tarma, no se olvide del queso, manjarblanco y pan serrano.

No hay nada que hacer que el Perú es maravilloso, estoy orgullosa de mi tierra y quiero que mis hijos también lo estén, anímense, aprovechen las vacaciones o fines de semana para escaparse de la rutina de la ciudad y vayan a provincia…conozcan el Perú…!!!

16 thoughts on “Nos escapamos a Chanchamayo

  1. Flor de Maria

    Me encanto esta entrada–y por supuesto me hace anorar mi pais. Gracias por las fotos y la descripcion detallada de los platos regionales.

  2. Pilar

    hola, me encanto tu resumen de viaje a Chanchamayo, y tengo dudas que tal ves puedas resolver, este ano tengo a mi niña que esta de promoción y teníamos planeado ir a chanchamayo, pero unos padres de familia pintaron la zona casi terrorifica.
    – que la carretera para ir es ta muy mala, hay deslizamientos constantes y profundo barrancos.
    la carretera es muy angosta y apenas pasan autos
    la zona es muy agreste, empinado y mosquitos que no dejan poro sin ser picado.
    que es muy peligroso llevar niños de 11 años.
    me muero por ir a chanchamayo..pero…es cierto todo esto?..lo viste peligroso hacer caminatas…y al costado del camino hay barrancos que no llevaran a la muerte?..

    te agradeceria tu opinion

    • Nydia

      Hola Pilar, mira, esa vez que describo en el blog fuimos sólo adultos, pero una año antes fuimos con mis hijos, ellos son pequeños, es más fuimos varias familiar y nos fuimos hasta Oxapampa sin problemas.
      Los deslizamientos suelen ocurrir en épocas de lluvia, durante nuestro verano, es decir, de diciembre a abril, aprox. Fuera de esos meses es poco probable que te toque algún huyaco.
      La carretera no es mala, pero sí hay precipicios, sobre todo cuando estás por la sierra es decir, toda la subida de Lima a Ticlio y luego cuando bajas yo diría hasta Tarma, pero la carretera no es angosta, pueden pasar dos camiones sin problemas. Lo que creo pasa es que en las noticias se ven muchos casos de accidentes de buses por esa zona, pero supongo que mucho depende qué compañía se contrate. Nosotros siempre hemos ido en nuestro carro particular.
      Sobre los mosquitos, qué te puedo decir, los hay, ojo que estamos hablando practicamente de la selva, así que hay que ponerse repelente al igual que bloqueador porque hace buen sol.
      Hemos hecho varias caminatas, sobre todo para ir a las cataratas, hay camino trazado y la verdad lo veo seguro, siempre que sigas el sendero, claro está.
      Ahora en julio nos vamos con mis hijos, que tienen 9 y 11 años nuevamente a Oxapampa, y ellos están encantados de ir.
      La verdad yo no lo pintaría terrorífico, pero bueno, acidentes pueden haber incluso aquí en la costa, no crees?

      • Armando

        gracias por tus comentarios y aporte. yo me voy este fin de semana….hace mucho viaje de Lima a Chanchamayo, pero esta vez solo iré hasta La Merced.

      • Pilar Gutierrez

        hola!…quería comentarte que hace una semana regrese de Chanchamayo,..estoy maravillada, un viaje estupendo todo fue muy hermoso y sobretodo muy divertido..fui a las cataratas, oxapampa, pozuzo, san ramón, etc….creo que a la gente le hace falta un poco de aventura para disfrutar la vida…no se de donde sacaron que el lugar era terrorífico..fue hermoso , lo recomiendo 100%….tenias razon un viaje a chanchamayo es muy relajante, es selva central e imagino que en casi toda la selva y sierra los caminos no han de ser como en la ciudad, pero en buena época no hay nada de que temer.
        sobre los mosquitos vi muchos pero no me pico ni uno, las caminatas son mas para disfrutar del paisaje y no son tan largas y agotadoras..yo diria que entretenida…compre de todo..fruta. mieles tragos..quesos, cafes. El clima muy bueno..porque podíamos estar en la piscina bajo la lluvia y a buena temperatura, jugamos como niños todos.
        La comida excelente, si habia platano u yuca ( desayudos freudianos)..pozuzo fue hermoso, fuimos con niños de promoción y ellos fueron los mas agradecidos porque se divirtieron muchisimo. gracias por el comentario anterior

        atten: Pilar

  3. Patty

    Pienso ir a La merced del 05 al 08 de diciembre, leyendo los comentarios al parecer es el comienzo de época de lluvias, hubiera escogido otra fecha …pero es el único feriado, me gustaría saber que tan segura esta la carretera en esa fecha (por los huaycos y deslizamiento de piedras), aparte esta el tema de si es posible disfrutar los atractivos que ofrece la ciudad en la época de lluvia o si es demasiado molesto. Gracias….

    • Nydia

      Bueno, una vez he ido por esa misma fecha a Oxapampa, el trayecto de Lima a La Merced estuvo bien, porque es pista y no nos agarró mucha lluvia. Ahora, empieza la época de lluvia, por lo tanto puede que hayan días sin ella, en verdad es un albur. Ahora bien, si es que llueve, te pones esos ponchos que venden para la lluvia y si puedes, te consigues las botas de jebe para que no malogres tus zapatos y con eso puede disfrutar de la ciudad todo lo que quieras. La lluvia hace el paseo diferente, pero no no te lo va a malograr, para nosotros los limeños, que no gozamos de eso, llegamos a valorar y apreciar una buena lluvia.

  4. Evelyn

    Q buen relato, justo lo q buscaba, estoy a punto d animarme a viajar a Chanchamayo x mi sexto aniversario de bodas y al igual q tup tengo q pedir permiso a mis padres (si tengo 3 niños para encargarles) y justo los 2 días y 3 noches….es irresistible ver una oferta así! Me sirvió d mucho tu post, toy más animada q nunca,pero ir en movilidad propia lo dejare para otro día,esta vez buscaremos un bus confiable para llegar a nuestro destino.

  5. Pao

    Hola Nydia , pienso viajar en unos dias (a fin de junio) sé que es buena época. Queria saber en que bus te fuiste, ya que ir al centro del país siempre se ha caracterizado por los accidentes lamentablemente.
    Muchas gracias!!

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s