Día del Maestro

Al sur de Perú, en el departamento de Arequipa, hay un pequeño pueblo llamado Jaquí, en ese pueblo hay un colegio y en ese colegio hay un pedestal en homenaje a una señora llamada Delia Calle de Segura, quien alguna vez dedicó su juventud en educar y formar a los hijos de aquel pueblo. En homenaje a ella y a todos los maestros que día a día trabajan con nuestros hijos, cada 6 de Julio celebramos el Día del Maestro.

Esta mujer que hoy está a la entrada del colegio de Jaquí, entregó parte de su vida a niños que no eran sus hijos y los guió para que más adelante encuentren su camino y progresen. Es aquella mujer que inspiró a sus hijas, quienes siguiendo el ejemplo de su madre también se dedicaron a la docencia. Es aquella mujer que desde el cielo espero me esté viendo y esté orgullosa de mi. Abuelita, este post va para ti.

Mi abuelita tuvo 7 hijos, bueno 8, pero Margarita murió me parece a los 2 años, nunca la conocimos, de hecho como ella fue la segunda, sólo la conoció mi tía Tere, que es la mayor. De sus 7 hijos, 5 son mujeres y de las 5 TODAS fueron profesoras, aunque yo hablaría en presente porque ellas siguen educando, por ejemplo, a mi mami muchas, muchísimas veces le encargo a mis hijos y a veces van con las tareas de colegio a su casa, aunque creo que a estas alturas más engríen que enseñan…verdad mami?

De la siguiente generación, es decir, de la mía, sólo una de mis primas decidió seguir oficialmente los pasos de la abuelita, justo la que se llama Delita (sorry prima, el diminutivo lo llevaremos hasta el final) y digo oficialmente porque tengo varios primos que luego de seguir sus respectivas carreras le encontraron el gusto a enseñar y ahora se dedican a eso.

¿Será que eso de la vocación se lleva en la sangre? Dicen por ahí que yo pude haber sido profesora…no hay forma, no hubiera podido estar un minuto en un salón de clases lleno de niños, no va conmigo, aunque sí es cierto que cuando empecé a trabajar, parte de mis labores era dar cursos a la gente, pero claro, gente mayor, gente ya educada, que no grita, que no pelea, por lo menos no en público, ja,ja,ja…

El día del maestro, todavía me acuerdo cuando en el colegio celebrábamos ese día con una súper actuación, siempre las actuaciones estaban a cargo de los profesores, pero la del día del maestro estaba a cargo de los alumnos, claro, de los mayores, de los de 4° y 5° de secundaria…¿cómo es ahora, 10° y 11°? Cómo cambian las cosas, por ejemplo en el colegio de mis hijos ya no lo celebran así, en verdad no sé si es que hacen algo especial por ese día, sólo sé que el viernes les han dado libre. Menos mal que yo estudié en el SFB, más conocido como SPHHS, ahí sí que se celebraban estos eventos con todo.

Pero bueno, ahora esto se limita a darles un regalito a las profesoras en nombre de todos los niños y la mamá que desea manda un regalito personal, es así como Yelka me pidió el lunes unos cupcakes para entregarlos hoy, siempre le digo que yo feliz de hacerle cositas, pero que me avise con tiempo para organizarme, pero bueno, como yo la quiero mucho, acepté, además me pareció un lindo detalle.

Me pidió cupcakes de plátano, yo hubiera preferido de manzana, ya saben, profesor = manzana, pero bueno, hay que salir de los estereotipos, así que se los hice de plátano, les puse buttercream de canela, me pareció una rica combinación y de adorno unos libros de masa elástica y unas margaritas (psss, mi hijito me contó que la profe de uno de los hijos de Yelka se llama Margarita).

Los cupcakes de plátano son los más fáciles de hacer, el secreto está en que el plátano esté bien maduro, pero cuando digo bien maduro es BIEN maduro, es decir, que la cáscara esté casi negra, sólo así conseguirán ese color y sabor típico de los cupcakes de plátano.

En un tazón batir el huevo con el aceite, azúcar y vainilla hasta que estén bien integrados, no es necesario que lo hagan en una batidora, yo uso un batidor de mano y con eso es suficiente.

Ahora agregar el puré de plátano, sí, los plátanos hay que aplastarlos con un tenedor para hacerlos puré, yo dejo alguno pedacitos chiquitos de plátano para que cuando comas los muffins tengan más sabor, mezclar bien con el batidor de mano.

Finalmente, agregar en dos tiempos los ingredientes secos, es decir, harina, polvo de hornear, bicarbonato de soda y sal, los cuales deben haber sido previamente tamizados, mezclar con cuidado con una espátula. Es recomendable no batir demasiado la masa cuando ya le agregamos los ingredientes secos.

Listo, una vez integrado todo ya los pueden poner en los moldes. Aquí se puede ver cómo quedan pequeños trozos de plátano en la masa.

Me habían preguntado cómo es eso de que uso una cuchara de helado para poner la masa, pues así de simple, ponen masa en la cuchara

y como si estuvieran sirviendo helado, la pasan al molde.

Y listo…

Ahora sí, al horno de 350°F/180°C por 20 minutos o hasta que estén dorados. Acuérdense que si quieren decorarlos deben esperar a que estén completamente fríos.

Ahora vamos con el buttercream de canela, otras veces he usado el Swiss Meringue Buttercream, pero esta vez decidí por el Buttercream básico, toma menos tiempo hacerlo y tiempo es lo que no tenía, no mucho, a esa crema le agregué un toque de canela.

Lo principal, la mantequilla a temperatura de ambiente, tiene que estar muy blanda, si no tuvieron tiempo de sacarla de la refrigeradora, entonces la ponen 10 segundos al microondas, cuidando de que no se derrita. Esa mantequilla la van a batir muy bien hasta que esté cremosa.

Luego irán agregando el azúcar en polvo, pero de a pocos, media taza por vez.

Cuando recién ponen el azúcar en polvo deben tener cuidado de batir a muy baja velocidad, eso para que el azúcar no salga volando por los aires, una vez que está un poco integrado, entonces suben a velocidad media y siguen batiendo. Un detalle, cada dos puestas de azúcar, subo a alta velocidad y dejo batir por unos 10 segundos. Además, recuerden de pasar la espátula por los bordes del tazón….con la batidora apagada por favor…!!! Así conseguirán que el batido sea uniforme.

Cuando terminen con el azúcar puede parecer que la crema está muy seca, pero no se preocupen, ponen la leche y se arregla.

El secreto de esta crema es que se bata bien, debe quedar casi espumosa y brillante. Es en este momento que pueden poner los sabores y colores que deseen. Para estos cupcakes le puse esencia de vainilla y canela en polvo. La mezcla de ambos ingredientes le darán un color y aroma deliciosos.

Esta crema la ponen en la manga de repostería con la boquilla que hayan elegido.  Para variar, yo le puse la 1M de Wilton.

Hice unos libritos con masa elástica para terminar con la decoración, siempre me gusta ponerle algo sobre la crema, como que le da un toque final.

Con ellos más las margaritas, me parece que quedaron lindos.

Los puse en sus cajitas (me pidió dos) y quedaron listos los cupcakes para Yelka…ya les había contado que estas cajitas no me caen bien, ¿verdad? Está bien, son prácticas, pero no dejan poner mucha crema y a mí me gusta ponerle mucha mucha crema, me gusta que parezcan helados.

Abuelita, siempre nos acordamos de ti.  Hasta mis hijitos, que no tuvieron la suerte de gozarte como lo hicimos nosotros, se acuerdan de ti, su Batita.

¡Feliz día del Maestro!  Esto va también para mis tías, para mi prima, está bien, para mis primos que también enseñan, para mis amigas que son profes…y sobre todo para ti mami, que supiste ser maestra para tus alumnos, una guía para tus hijos y una engreidora para tus nietos.

Haz click aquí para ver la receta de los Cupcakes de Plátano.

15 thoughts on “Día del Maestro

  1. Manu

    What a great post. Very sweet and touching what you wrote about your abuelita. I know how it feels as my grandfather was a teacher, my dad and his sisters were teachers too and now a few of my cousins teach as well!❤

    Eres en Peru?? Como me encantaria visitar Peru algun dia! Un beso desde Australia!

  2. Elsa

    Que bonito artículo en homenaje a tu abuelita. En nuestro caso el Abuelo fue Maestro, luego las hijas (5) y un hijo que aunque tenía otra profesión se dedicó a la enseñanza, varias nietas y biznietas.

    • Nydia

      Hola Ingrid, no, nada al cálculo, en la postería debemos tratar de hacer lo más exacto a la receta. Mira, si vas al final del post, hay un link que te lleva a la receta, en un formato listo para imprimir. Cualquier duda, me avisas.

      • winnycy3ingrid

        oohh si muchas gracias no me habia dado cuenta del enlace es x eso q preguntaba x los ingredientes ya lo copie voy hacerlos para el cumple de mi sobrino el 11 de agosto, gracias

  3. Rosario

    Que linda historia,de alguna forma llevas en la sangre la vocación de enseñar, es lo que haces con tu maravilloso blog,me encanta tu estilo ,para mí eres mi Maestra Repostera.

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s