Cómo Curar la Sartén Lodge de Fierro Fundido (Lodge Cast Iron Skillet)

Cuando compramos productos que son un poquito más caros de lo esperado lo hacemos con la intención de que nos duren para toda la vida.

Lodge Cast Iron Killet

Es evidente que nada es para siempre, pero con algunos cuidados especiales podemos lograr que nuestra Sartén de Fierro Fundido nos dure por muchos años.

Hace unos días finalmente me pude comprar mi ansiada Lodge Cast Iron Skillet, que en buen castellano es una Sartén de Fierro Fundido, así que ya incrementé mi lista de recetas para hacer pues hay varias que tenía pendientes porque justamente usaban esta sartén. Nada que un molde no soporte, pero así soy, cuando se trata de implementos de cocina, pues me obsesiono.

La inversión vale la pena, pero eso sí, para que esta sartén te dure por un buen tiempo hay que curarla, es decir, hay que prepararla de antemano antes de usarla. Eso te lo advierten en la tienda y es algo que hay que hacerlo. No es complicado, pero igual aquí les explico cómo hay que hacer.

Lo primero es darle una lavada con agua tibia y un jabón de lavar suave. Esto es para quitarle todo el polvo que pueda haber acumulado mientras estuvo en el exhibidor de la tienda. Le pasan el jabón con una esponja suave y luego enjuagan bien.

Con un secador de tela secar muy bien la sartén.

Colocar un poco de aceite vegetal en la sartén y con ayuda de un papel toalla pasar el aceite por toda la superficie, tanto por dentro como por fuera, incluyendo el mango. Ojo, no le pongan mucho aceite, la idea es que quede una pequeña capa cubriendo la sartén, no es que vayamos a freír un bisteck en ella, todavía no.

Precalentar el horno en 350°F/180°C, colocar en la rejilla del medio la sartén impregnada de aceite, ponerla boca abajo, y en la rejilla de abajo colocar un trozo de papel aluminio, esto es para que cualquier gota que caiga lo haga sobre el papel y no en el  horno. Dejar la sartén por una hora, luego apagar el horno y dejar que la sartén se enfríe dentro del horno.

Una vez que la sartén esté fría, retirar del horno. Y listo, la sartén está curada y lista para ser usada. Se recomienda que cada vez que se usen la sartén, al final se limpie bien y se le ponga una capita de aceite por dentro, eso ayudará a que conserve mejor.

Y ahora sí, prepárense porque se vienen recetas novedosas con mi Lodge Cast Iron Skillet.

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s